miércoles, 4 de julio de 2012

BRONX


Tengo la certeza de que dentro de algún tiempo voy a vivir en NY. Cuando pienso en el asunto me digo que un par de años bastarán para escribir una novela corta. Ya nadie quiere ir más allá de la página doscientos.
Esta fantasía me viene desde muy pequeño. Madre siempre quiso que yo me fuera a vivir al exterior, aunque sé que su interés era económico, en mi quedó el nombre de Estados Unidos como una instrucción esencial que marcaría muchos de mis actos venideros. No es gratuito que me haya dedicado aprender inglés hasta convertirme en un bilingüe aceptable. Pero es Nueva York la ciudad que se ha apoderado de mis ensoñaciones. He visto infinidad de películas donde la capital del mundo es la protagonista. He grabado imágenes de calles, edificaciones y gentes. Incluso he escrito un par de historias ambientadas en la Gran Manzana. También mi pasión por el blues es fuerte. Mi colección de Cds es gruesa.
Creo que lo que más me seduce es la luz que baña los paisajes de la ciudad. Los afiches de invierno dejan en mis ojos un letargo de niebla que aún no logro poner en palabras. Desde siempre, el sonido de la lluvia me habla de múltiple formas, básicamente en imágenes. La sensación sonora se aposenta en mi piel. Un frío liviano me traslada a espacios delirados. Dejo de ser yo para adoptar el oficio de un fotógrafo sin cámara. Percibo ángulos, extiendo perspectivas, visualizo tomas de instantes en los que me gustaría perpetuarme a mí mismo. No tanto como protagonista pero si como el espectador universal que todo lo registra.
Y pensar que Nueva York no sabe que yo existo.

15 comentarios:

  1. Ay Nueva York en tu narración parece la protagonista, me agrada mucho que hayas sido tú mismo en tu relato. La oración del final, impactante. Nueva York se está perdiendo tus pasos sobre ella. Estoy segura de que le encantaría sentirlos.

    Besazo.

    Andri

    ResponderEliminar
  2. La foto ta linda! No preguntaré si es tu casa o por tu casa. Pero si ese entorno te rodea, está guay!!!

    Más besos.

    Andri

    ResponderEliminar
  3. No importa que NY no sepa que uno no existe, yo ya estaría agradeciendo el caminar por las avenidas de esa gran ciudad. En una de esas resulta. Besos amigo.

    ResponderEliminar
  4. Andri, esa es una foto que tomé en un barrio al norte de la ciudad en que trabajo. Yo vivo en otro pueblo, al sur.

    ResponderEliminar
  5. te entiendo perfectamente,a mi me pasa algo similar con San Francisco...
    Permitime poner en duda la posibilidad de que Nueva York
    desconozca tu existencia : las ciudades ,al igual que las personas, esperan desde siempre a un desconocido que las descubra.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta el comentario de este tal Luis (Flame).

      Ta bueno.

      Andri

      Eliminar
  6. New York te espera, tú sabes que te espera y el tiempo de la espera será el que tú decidas, pero un día te recibirá con los brazos abiertos.

    Buenas noches :)

    ResponderEliminar
  7. Y a mí que Nueva York no me llama nada la atención. Prefiero las ciudades con mucho pasado. Como prefiero las personas con mucho interior.

    ResponderEliminar
  8. Muchas veces escucho hablar maravillas de Disneylandia y de la gente que la visita. No voy a discutir el arte de armar mundos fantásticos ni de los arquitectos que diseñan espacios formidables de hierro y hormigón, y valoro el sueño de este muchacho. Mi sueño es vivir algún día rodeada de un paisaje natural. Abrazo,Anuar.

    ResponderEliminar
  9. Ir más allá de la 200 es un reto si se quiere. NY es NY

    ResponderEliminar
  10. NY,te conocerá y dejarás allí tu huella, eso seguro.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Mi niño, viene a darte un abrazote. Te quiero mucho.

    Andri

    ResponderEliminar
  12. Gracias por tu poesía.
    Te sigo!

    =) HUMO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta palabra, HUMO, me estimuló.

      Besos!!!

      Andri

      Eliminar
  13. Querido Anuar, que tengas lindo domingo, amigo.

    Andri

    ResponderEliminar