miércoles, 22 de enero de 2014

Vademécum




Levántate temprano y empieza el día con una buena taza de café oloroso. Nada de sólidos.
Abre la ventana, corre la cortina, ruega que el día sea gris y el clima frío. El sol siempre es mejor al aire libre y con algo de brisa.
Pon esa emisora de música clásica a bajo volumen. No desatiendas los comerciales. Piensa en tu mujer, admira sus contrariedades y mentiras, disfruta el amor etéreo de ese espécimen femenino que te pone la sangre a ritmo de avalancha. Ámala sin esperanzas. Maldísela todo lo que puedas pero nunca sueltes su mano.

Contempla tu rostro sin sorprenderte por las líneas del tiempo. Más bien agradece que ya estás más cerca del fin. Sin embargo, no bajes los brazos, sigue siendo arrogante, escupe el rostro de Dios, dale la espalda al enemigo. Quizás te hiera de muerte, o no. Igual, es tan cobarde como tú.
Confiésale a algún mojigato tu perversidad más aguda y a un verdugo tu cursilería más melosa. Acepta que la moda no sólo finge la belleza sino que la inventa. Deja de hacerle tanta reverencia al vino tinto, cualquier licor sirve para patrocinar la fiesta. La noche tampoco es el paraíso. No pagues tus deudas. Qué harían los otros sin tu vida como blanco de insultos. Nunca huelas feo. Si te enojas, no grites. Si gritas, pronuncia con dicción perfecta.

Lee refranes, escribe incoherencias, dibuja caricaturas, practica recetas, no hagas deporte, no llames a tus amigos, ignora a tus familiares, se firme con tu mascota, no tengas plantas decorativas, huye de las alturas (los abismos te llaman), visita el comercio pero no compres, roba tiempo, come sin peros, no mientas sin editar lo que dices, afina tu memoria, pero que el olvido sea tu mejor defensa contra los desplantes del amor. Antes de llorar, recuerda un chiste ridículo. Mete la panza. No saludes al vecino, sólo mira a las mujeres jóvenes. Dí piropos agridulces. No ahorres dinero. No reniegues del tráfico ni del clima. No esperes la felicidad.
 
 

21 comentarios:

  1. Es bueno leer un buen poema, que hable de todo. Adoro esta clase de escritos, libera algo de mi, me siento en casa. Extraño esos consejos de profesor, esas locuras de anuar... I hope someday I can see you again!

    ResponderEliminar
  2. Me gustó este mejunje, marche una receta! Un abrazo Anuar

    ResponderEliminar
  3. Yo no espero la felicidad, tampoco la busco, creo que no existe.

    un saludo

    ResponderEliminar
  4. La felicidad son instantes que hay que aprovechar.

    Un saludo, Anuar

    Fina

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola Anuar!
    Dicen que la esperanza es lo último que se pierde...
    Que también, más vale reír que llorar.
    Salud y fuerza.
    J.M. Ojeda.

    ResponderEliminar
  6. Lindo blog, me gusta. Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Al parecer, a veces la felicidad empieza con una taza de café, fragante y consistente. Lo demás es añadidura. Haz lo que quieras, puedas o debas, pero haz algo. Eso es la vida.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. no objeto ni aplaudo, sencillamente, me encantó!!! quien soy para decir que es la felicidad,o la vida?!,nadie!
    beso,maestro de la literatura
    lidia-la escriba
    www.nuncajamashablamos.blogspot.com

    ResponderEliminar
  9. imperativo catálogo de acciones para mantenerse parapetado ante la realidad siempre lacerante
    pero ya se sabe la felicidad es una actitud individual y personal
    sin reglas ni formulas

    ResponderEliminar
  10. La negación y la irreverencia juntas ante lo que apesta y contra el estado pasivo del espíritu. Algunas verdades desvestidas.
    Saludos.
    http://www.venitecuento.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. Deber por más refranes/
    dejar de lado ausencias/
    y esquivarlas/que duelen como clavos
    irreverentes, Anuar.
    Un abrazo, maestro!

    ResponderEliminar
  12. Amigos?

    Jajajjajaa

    Fuimos unos farsantes todos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Hay donde elegir...

    En definitiva, sé feliz como puedas...

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  14. Algunos los practico.
    Otros los tendré en cuenta.
    Meter la tripa?jjajajjajaj ese es buenísimo!

    Un saludo!
    Carmen

    ResponderEliminar
  15. Un buen poema al levantarte, otro buen poema al acostarte.
    Nada como la poesía para llevar nuestros sentimientos a buen puerto.
    Seguiré tus consejos, Anuar.

    ResponderEliminar
  16. ¡¡¡Hola Anuar!!!

    Ay hombre de Dios, que rato mas agradable he pasado leyéndote.
    Nos dejas un puñado de consejos dignos de tener en cuenta.
    La ta de café al lamentarme de madrugada, es lo primero que hago para despabilarme... es mi vida. Si ello no soy nadie.

    Ha sido un placer pasar por este rincón de ensueño. Fíjate que y hacía tiempo que no pasaba. Se me va quedando gente atrás, no doy para mucho, voy con mucha calma. Estoy feliz de haber pasado.

    Te dejo mi gratitud y mi estima.
    Un abrazo y se muy muy feliz.

    A kiss.

    ResponderEliminar
  17. Todos deberíamos de esperar un poco de felicidad en la vida, Besos.

    ResponderEliminar
  18. Tomo buena nota de todo, amigo Anuar. Un fuerte abrazo, desde el otro lado del charco y abrazado a mi botella de vino tinto de Bullas.

    ResponderEliminar
  19. No esperes la felicidad. Vive mejor. UN abrazo. carlos

    ResponderEliminar