domingo, 31 de agosto de 2014

¿Y?





He vuelto. Estaba de viaje. Fui obligado a ir hasta el borde en medio de la noche, sobre un terreno fangoso, rodeado de neblina, en un silencio pesado, solo, con la mente confusa y el corazón roto, con el cuerpo apaleado y sin fuerzas para el llanto. Pero llegué. Logré cruzar. Supe encontrar el norte, controlar la respiración, olvidar el mundo.



10 comentarios:

  1. Bienvenido, hermosa imagen, un abrazo Anuar!

    ResponderEliminar
  2. Eres una persona con suerte.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Ya era hora, Anuar, te extrañábamos. Un saludo desde España.

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué dramático suena! Espero que sólo sea literatura poética sobre unas vacaciones forzadas :) un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada grave. Las bofetadas del desamor que usualmente se sienten más fuerte de lo que son.

      Aquí, estoico, mirando al frente. Allá viene otro amor.

      Eliminar
  5. Llegar, a pesar de los desastres...UN abrazo. carlos

    ResponderEliminar
  6. Saludos, Anuar.

    Andri Alba

    ResponderEliminar