domingo, 13 de diciembre de 2015

Josefina.





(Fragmento)

  
En la cocina preparó una jarra de té instantáneo sabor a naranja y sobre un tazón de arroz vació una lata de atún, pico dos tomates, le exprimió limón y le espolvoreó pimienta negra. Con la comida preparada regresó a la sala frente al televisor. Miraba un partido de tenis y masticaba despacio. Gastaba sus días frente a la tele.

Las manos de Rafael se posaron sobre sus rodillas y empezaron a subir por sus piernas. Rodaron bajo el vestido y llegaron al pubis. Josefina las detuvo un poco, sin mucha fuerza. Rafael esperó a que ella aflojara. Cuando logró avanzar pudo sentir el vello púbico bajo el encaje de los cucos húmedos. Logró meter la punta de los dedos y hurgar allí donde Josefina hervía. Con la cabeza inclinada hacia atrás sobre el espaldar del sofá, ella se mordisqueaba los labios sin gemir. Conocía los brazos de Rafael, musculosos y tostados por el sol. Lo había visto otras veces, sudoroso y agitado. Al roce de sus dedos Josefina movía las caderas en pequeños círculos. Podía sentir como palpitaba su sangre. Escuchaba su propia respiración entrecortada. Subió sus manos y empezó a apretarse los senos. Quería más. El sonido de la reja del antejardín la sacó del sueño. En la pantalla del televisor Rafael Nadal sonreía con la copa de campeón desde la cancha de tenis. Tan apuesto y varonil como ella había acabado de sentirlo. La puerta de la sala se abrió y Roberto entró con bolsas de mercado. Josefina apagó el televisor y lo siguió hasta la cocina.

—Traje tilapia para el almuerzo.
—Ya almorcé.

Sin añadir más Josefina subió al baño y se cambió la ropa interior. Fue a la pieza y se sentó en la silla mecedora en la que 
acostumbraba a leer revistas de farándula. Se quedó quieta sin 
pensar en nada. Pronto llegó el olor a pescado frito desde la cocina.



10 comentarios:

  1. La fantasía es el mejor antídoto contra la rutina. Siempre lo bordas, amigo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Bello relato, enhorabuena, Besos y Felices Fiestas.

    ResponderEliminar
  3. GUAUUUUUUUUUUU, qué buena manera de intentar comer atún con tomates, jijiji, excelente relato. Besos.

    ResponderEliminar
  4. GUAUUUUUUUUUUU, qué buena manera de intentar comer atún con tomates, jijiji, excelente relato. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Estupendo relato, los sueños a veces son capaces de traspasar la piel.

    Llegan días muy especiales, las cosas no volverán a ser las mismas:

    ¿o tal vez sí?

    Estas fechas nos cambian, rejuvenece la memoria y con la barra de carmín rojo pasión nos dibujamos una sonrisa que demasiadas veces esconde el invierno del alma. Nos vestimos con el satén que desborda la noche intentando ocultar que somos un lienzo donde las heridas no siempre restañan la sincera entrega de la confianza, la insinuante mirada del alba, todo aquello que da vida a los sentimientos.

    Se marchan días y llegan otros prometiéndonos sueños y como siempre pondremos de nuestra parte el coraje, el compromiso, la seducción para que esa sonrisa bordada en rojo no tenga fecha de caducidad, pero no dependerá solo de nosotros encontrar la respuesta a una caricia, no dependerá solo de nosotros escribir un te quiero sobre la piel desnuda de la luna.

    Os deseo, de corazón, que vuestras sonrisas, que vuestros sentimientos, en los días que llegan no conozcan el invierno del alma.

    Besos.

    Lunna

    ResponderEliminar
  6. A mi me pasaba con Marilyn Monroe, en los mejores sueños mojados. Va el texto para novela o cuento largo? MUy bien hilado. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  7. Amarse a si mismo como a su prójimo...otra manera de encontrar la felicidad. Excelente texto!!!
    Que festejes una Navidad con dulces de alegría y un Año Nuevo con champán burbujeante de ilusiones.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  8. Ay, Josefina, qué mundo tan rico te inunda.
    Me gusta tu cambio del mundo femenino, que la protagonista se excite y sienta ante la imagen proyectada en un televisor no es usual, casi siempre se le adjudica a los hombres ese papel.
    Deseo que hayas tenido una Navidad linda y especial.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  9. Ay, Josefina, qué mundo tan rico te inunda.
    Me gusta tu cambio del mundo femenino, que la protagonista se excite y sienta ante la imagen proyectada en un televisor no es usual, casi siempre se le adjudica a los hombres ese papel.
    Deseo que hayas tenido una Navidad linda y especial.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mafalda, siempre tan cercana. También habitas mi corazón.

      Eliminar